¿Por qué nos atraen los villanos?

Link al artículo haciendo clic en la imagen

Ella aparece en pantalla y mata a alguien. Tú te partes de risa. ¿En serio? ¿Eres capaz de reírte con algo así? Ella le dice a su psicólogo: “Tuve una regla bastante abundante la semana pasada. Pero, aparte de eso, creo que estoy bien”. Tú vuelves a reírte. Va a un museo. Contempla un cuadro. Grita con todas sus fuerzas: “¡Aburridoooooo!”. “Qué maleducada”, piensas. Pero vuelve a tener el mismo efecto en ti y sueltas una carcajada. Villanelle, la sicaria de la serie de BBC AmericaKilling Eve, interpretada por la actriz Jodie Comer, es una tipa muy divertida. Pero también una asesina y una psicópata. Y no hay que recordarte que pasártelo en grande viendo cómo muere gente no está bien. Pero estamos hablando de una ficción y ella te seduce, a cada capítulo, un poco más. Con su humor negro, su forma de vestir… Y es, en gran medida, por lo que sigues viendo ese juego del ratón y el gato entre Eve Polastri (Sandra Oh) y Oksana Astankova, en España a través de HBO. Pero Villanelle no está sola. Loki, El Joker, Cersei Lannister, Missy, Dexter, Maléfica y hasta el mismísimo Satanás.

¿Qué tienen las maldades de estos personajes que nos atraen como la luz a las pollilas? ¿Por qué disfrutamos secretamente de las atrocidades que cometen? Preguntamos a un teólogo, a un filósofo y a una psicóloga forense sobre el tema y sobre si nos falta un tornillo o no.